Angi Máté- Sarolta Szulyovszky: Volt egyszer egy (Erase una vez un/una)


Hace mucho tiempo me preparé para presentar este libro de cuentos. Pero preferí esperar el mejor momento, el momento oportuno y especial para hacerlo. No voy a hablar de una obra clásica, tradicional de cuentos. Si la lees una vez, simplemente transforma la manera de ver tu mundo y muchas veces vas a tener unas ganas enormes de disfrutar de este libro una y otra vez, saborear cada palabra, frase, cada latido.

Angi Máté es una escritora húngara nacida en Rumanía en 1971. Ella vive en Transilvania (Rumanía), en Cluj-Napoca, donde es maestra de parvulario. Empezó a escribir desde hace pocos años, pero ha publicado muchos cuentos e historias. Con su estilo suave, metaforico, lleno de música para todos tipos de almas, hoy en día es una de las más queridas escritoras húngaras.

En 2009 la editorial húngara Koinónia de Rumanía, publica su primera novela, titulada Mamó (Yaya). Es un libro que te toca, te mueve y tiene una fuerza inusual que te hace sentir cada palabra. El personaje principal de esta novela es una niña pequeña, que vive con su abuela en condiciones duras. Cada día debe afrontar la indiferencia de su abuela. En su mundo vacío y sin amor, la niña construye un universo que nace de su fantasía. La historia es autobiográfica.
Máté Angi ha conseguido muchos premios literarios en poco tiempo.

En este libro de cuentos, titulado Volt egyszer egy (Erase una vez un/una) te transporta a un rincón nuevo, desconocido y único de las palabras. Leyéndola te hace olvidar tus problemas y te hace pensar en la cara sonriente y feliz de este mundo. Ella tiene la capacidad de concebir un lenguaje característico, inimitable, lleno de caricias, movimientos y silencios, de dulzura y suavidad. Un reino alegre de fantasía, donde todo cambia, vive y respira.

Este libro fue publicado por la editorial Pozsonyi Pagony de Budapest, una de las editoriales mejores y más queridas de literatura infantil en Hungría. Escrito por Angi Máté, ilustrada por Sarolta Szulyovszky, esta obra maravillosa ganó el Premio IBBY en 2011.
Es el primer libro de cuentos escrito por Angi Máté, escrito con un gran conocimiento intuitivo del mundo, con un talento admirable y encantador. El libro contiene 19 cuentos muy cortos, sin tramas complejas. Son pinturas de palabras y frases. Están llenos de colores, aromas y sabores. Son sueños, pensamientos e impresiones.

Nos enseña como jadea y viaja en tren el verano, saludando al mundo entero desde la ventana y cambia todo por donde pasa. Nos habla de una flor amarilla con su pétalos elevados, con una cabeza desaliñada, parece como si el sueño va a empezar desde ahí su recorrido en el mundo. Una flor que parece el sol, pero sin rebullirse en su asiento. Nos presenta un manzano, que tenía manzanas hinchadas y tímidas, pequeñas con piel tirante, las cuales se convirtieron todas en manzanas oscuras por la noche. Nos encanta con la historia del erizo en el que vivía el movimiento, que se paraba de día, pero por la noche este movimiento se echaba a andar. Un erizo que sentía que no quiere pinchar más con sus espinas, pero con la fantasía del mundo de Angi, el erizo llega a tener para cada una de sus espinas una bolita de grosella. Y solo esto necesitaba su erizo para que su tristeza se transforme en una felicidad mágica.
Más adelante encontramos una rana con una cabeza gigantesca. En su cabeza inmensa, dos ojitos pequeñitos y sus pestañas danzantes. Así fue la rana, llena de alegría que transformaba el verde de su cara en verde brillante. Nos introduce la roca, que estaba convencida de que ella no es una roca, pensaba que es una almohada acostada en el patio gris y oscuro. Esperaba a los que querían dormir, pero no llegaba nadie. Coincidimos también con un túnel que vivía en el pijama de flores de las apretujadas colinas. Este túnel con su boca cubierta de hollín esperaba a los trenes. Los trenes venían en el día y en la noche, pero no paraban, ni disminuían la velocidad. Tenía muchas ganas de hablar y responder a las preguntas de los trenes eléctricos o de vapor, pero los trenes no se comunicaban con él.
Erase una vez un charco, que fue tan grande como un abrigo, como dos corderitos. Así de grande. Este charco estaba acostado y descansaba. Puede ser que fue viejo o perezoso, pero estaba acostado en la calle, y su mano, su pierna, su barriga y sus ojos miraban al cielo.
Hojeando más y más vamos a viajar con la niebla encantadora, una penumbra cremosa y crespa, vamos a entrar en la ciudad donde la estatua del rey, su caballo y su corona lamen tranquilamente el helado. Vamos a pasar un rato con la leche que tenía su gran blancura y solo quería dormirse y soñar algo grande y lindo en una olla amarilla. Y en el libro están también el silencio, el frío, la fiebre, el coche, el cielo y la oscuridad. Una oscuridad que vivía en una cápsula, donde agitaba las semillas de amapola y cuando se aburrió, enhebró las bolitas de azul-lila las unas al lado de las otras.

La ilustradora de este libro precioso es Sarolta Szulyovszky, una artista húngara muy conocida y reconocida en muchos países. Ella desde hace mucho tiempo vive en Italia, donde ilustra libros infantiles. En 2009 con Angi Máté en Hungría han ganado el primer premio del certamen Aranyvackor, un concurso de cuentos organizado por la editorial Pozsonyi Pagony, que se celebra bianualmente para equipos de escritor-ilustrador.
Los dibujos de este libro crean una atmósfera que abraza los cuentos de Angi Máté. Forman un equilibrio fascinante con el texto. Usa muchos colores y pinta un mundo atrayente.

Este libro debería ser traducido, lo merece. A mí me gustaría hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: